WHEELY WILLY:
Cuando Willy sólo era un cachorro, que fue víctima de maltrato animal grave. Lo encontraron en una caja de cartón con la garganta cortada y graves lesiones en la médula. Sus heridas fueron atendidas en el refugio, pero su columna vertebral estaba demasiado dañada. 
Deborah Turner oyó hablar del perrito y se enteró de que iba a ser eutanasiado, así que se lo llevo a su casa ella y lo convirtió en parte de su familia.
Intentó varias formas para que empezara a caminar, como atarle globos o ponerle en un monopatín, hasta que vió un anuncio de sillas de ruedas para perros.
Willy con tenacidad prosperó en el uso de su sillita y empezó a atraer la atención de todo el mundo, se convirtió en estrella de Animal Planet y de dos libros para niños.
Willy y Deborah trabajaron juntos visitando hospitales, llevando alegría a los pacientes con discapacidades. Aunque Willy falleció en el 2009, su memoria y su mensaje de aceptación de la discapacidad perduran y se han convertido en todo un símbolo
Su pagina web es:
http://www.wheelywilly.com/

 

)Recordando la frase de Luis Pasteur:

 

 .."La Medicina cura al hombre, la Medicina Veterinaria cura a la humanidad",

 

pensemos que si los consejos que dió Esculapio a su hijo, futuro médico, hubieran sido hechos para un futuro veterinario, le hubiera dicho:

 

"Pero si eres indiferente a la fortuna, a los placeres, a la ingratitud, si aun sabiendo que te verás solo entre las fieras humanas y animales tienes un alma lo bastante estoica como para satisfacerse con el deber cumplido sin ilusiones; si te juzgas pagado lo bastante con la dicha de una madre con una cara que sonríe por que el animal que acompaña a su amado hijo,  conduce a su esposo o produce en su finca no padece; si te reconforta dar la paz a la bestia moribunda que con tu arte le haces llegar la muerte sin pena ni dolor; si ansías comprender el vínculo oculto entre el animal y el hombre para  así penetrar en todo lo trágico del destino de ambos, entonces, hijo mío, ve y hazte veterinario".